A LA MEMORIA DE LOS CAIDOS EL 4 DE OCTUBRE DEL 1995

jueves, 2 de septiembre de 2010

Solo en Estados Unidos ‘La Barbie’ movía una tonelada de droga al mes

CIUDAD DE MEXICO.- Al detenido el lunes y considerado uno de los más sanguinarios de México, no le gustaba recibir órdenes de nadie y por eso eludía aliarse con otros carteles, según revela él mismo en un vídeo distribuido por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Las imágenes pertenecen al interrogatorio hecho al narcotraficante tras su arresto. “Siempre he trabajado solo”, dice en el vídeo, para añadir: “No recibes órdenes de nadie”.

Villareal Valdez, de 37 años y de nacionalidad estadounidense -su apodo proviene de sus ojos, tez y cabello claros, semejantes a Ken, el novio de la muñeca- fue jefe de seguridad del capo Arturo Beltrán Leyva, fallecido líder del cartel que llevaba sus apellidos.

Tras la muerte de éste, se independizó y protagonizó una violenta lucha por el control de parte del territorio que pertenecía a los Beltrán Leyva. Su nueva organización alcanzó a controlar el sureño estado de Guerrero -tras decenas de muertes- y tenía presencia en los de Morelos, Estado de México, Nuevo León, Tamaulipas, Quintana Roo y el Distrito Federal.

Las alianzas entre carteles son comunes en México, donde unos y otros se ayudan o se atacan por el control del territorio, en un panorama de amistades y odios siempre que fluctúa de un lado a otro.

El vídeo distribuido es corto, de unos dos minutos, y en él se ve al narcotraficante esposado y con una camiseta de polo verde, relatar sus contactos con varios altos capos del narcotráfico mexicano.

Los fragmentos parecen formar parte de un relato sobre su carrera criminal. En ellos menciona su encuentro con Osiel Cárdenas, ex líder del cartel del Golfo, ahora encarcelado en Estados Unidos.

También habla de que conoció -como detalla su perfil policial- a los líderes del cartel de Sinaloa, considerado el más poderoso de México: Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, Ismael ‘El Mayo’ Zambada y Juan José Esparragoza ‘El Azul’. Según la información de que disponen las autoridades, Villareal Valdez se inició en la vida delictiva en Estados Unidos, donde fue detenido a los 19 años.

Después, en la capital mexicana, conoció a Arturo Beltrán Leyva, entonces parte del cartel de Sinaloa, y sus líderes le encomiendan pelear la importante plaza fronteriza de Nuevo Laredo. “Al Chapo lo conocí en una junta”, declara en el vídeo.

Tras la ruptura de los Beltrán Leyva y Sinaloa, se queda con los primeros. A la muerte de su jefe en diciembre de 2009, se establece por su cuenta y combate a sangre y fuego a sus antiguos compañeros.

La Policía Federal le adjudica el trasiego de una tonelada de cocaína al mes -al año, los narcotraficantes mexicanos introducen en EE.UU. unas 140 toneladas de cocaína, según Naciones Unidas.

Financia película sobre él

Asimismo, La Barbie confesó que protegió al atacante del futbolista internacional paraguayo Salvador Cabañas, y que financió una película sobre su propia vida que nunca vio completa.

Valdez reveló ser amigo de José Jorge Balderas Garza, apodado El JJ, quien disparó el pasado 25 de enero a sangre fría contra Cabañas en los baños del Bar Bar, una discoteca en el sur de Ciudad de México.

Sin embargo, una de las revelaciones más controvertidas de su confesión es que supuestamente el futbolista paraguayo y Balderas eran amigos.

“Eran amigos ellos dos, pero como que ese día andaba de malas el Cabañas y se comenzaron a alegar”, señaló.

El pasado 2 de agosto, Cabañas, ex goleador del América de México, compareció ante un juez de garantías en Paraguay y manifestó que no recuerda a los que lo atacaron en la capital mexicana.

El narcotraficante indicó que El JJ no trabajaba para él, como aseguran las autoridades mexicanas, y que eran viejos conocidos de Laredo, ciudad que ambos abandonaron en su juventud porque a los dos los “querían matar”.

La Barbie dijo que El JJ es narcotraficante y reconoció que en Ciudad de México solo le brindaba apoyo o ayuda ocasional.

De acuerdo con el testimonio, tras el ataque contra Cabañas, El JJ se comunicó con Valdez y este lo “regañó” y le sugirió que “no anduviera en la calle”, después de lo cual lo escondió durante tres meses en una oficina de su propiedad ubicada en el municipio de Atizapán, en el Estado de México, vecino a la capital mexicana.

De otra parte, La Barbie reveló que posee “inversiones” en Colombia en el negocio del narcotráfico, y que toda la droga que traficaba provenía de esa nación suramericana.

Según el capo, su organización “manejaba” la ruta de tráfico de drogas Panamá-México, y el dinero le llegaba en efectivo de Estados Unidos transportado en camiones de carga.

Además, Valdez sostuvo que mandó a filmar una película sobre su vida, por la que pagó $200,000 aunque indicó que “no todo” lo que aparece en esa cinta es cierto. Del filme sólo vio “cortes” y supuestamente no recuerda a quién se lo encargó hacer.

La idea de La Barbie era que la cinta fuera estrenada “como una película normal”, aunque sin que se supiera “exactamente” que trataba sobre su vida, pero se corrió el rumor sobre la existencia del filme y decidió que era mejor no darla a conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario